2022-07-01 16:00:43

La Seguridad Eléctrica, nuestro trabajo de todos los días

Junio fue nuestro mes aniversario y, como no podía ser de otra forma, lo celebramos trabajando por la Seguridad Eléctrica.

En el marco de nuestro 12º año de existencia el jueves 23 de junio organizamos el evento virtual “Hablemos de seguridad eléctrica A CALZÓN QUITADO” en el que tuvimos como invitados a grandes referentes del sector: el Ing. Carlos Mario Manilli, Vicepresidente 2º Asociación Electrotécnica Argentina (AEA); Diego Brunelli, Presidente Federación Electricistas de Córdoba (FEDECOR); el  Prof. David Exequiel Palavecino (Pala), Encargado de capacitaciones Asociación Instaladores Electricistas Electricistas y Afines de Santiago del Estero (AIEASE); y Daniel Lima, Presidente de Asociación Argentina de Instaladores Electricistas (AAIREIC). 

Del evento virtual participaron más de 100 personas quienes, por dos horas, pudieron escuchar a los panelistas repasar temas de gran importancia, tanto para quienes forman parte del sector eléctrico como para la ciudadanía en general. La presidente de nuestra fundación, Sandra Meyer, abrió el encuentro diciendo: “Estamos buscando la seguridad eléctrica a nivel social, trabajando constantemente para lograr un cambio de hábitos que genere conciencia, no sólo desde lo individual sino también desde lo social y desde el nivel de la gestión pública”.

Uno de los disparadores que abrió la discusión fue: ¿cuándo y por qué deberíamos llamar a un electricista? Sobre esto, Diego Brunelli tomó la palabra y dijo: “Es muy importante que como profesionales divulguemos que la gente debe tomar conciencia sobre la importancia de la prevención en cuanto a su instalación eléctrica, hacerle mantenimiento y buscar personal idóneo, profesional para hacer el trabajo”. Por su parte, Daniel Lima aportó que también hay una cuestión social “para la gran mayoría de las personas, nuestra profesión es tomada como un gasto no como una inversión en mejoras, sin tener en cuenta que es fundamental”. 

Luego, la presidente de la Fundación invitó a los presentes a comentar sobre las acciones sociales que se llevan adelante desde las diferentes instituciones de las que forman parte. En este sentido, Daniel Lima habló sobre los trabajos solidarios que llevan adelante desde AAIREIC, institución que preside, e hizo hincapié en la importancia que desde las asociaciones se desarrollen este tipo de acciones en el marco de las normativas vigentes y comentó que los trabajos que ellos realizan como donaciones cuentan con proyectos auditados por AEA y están realizados con materiales certificados. Por su parte, Diego Brunelli aportó que este tipo de acciones también colaboran para vincular entre sí a los profesionales electricistas. 

Otra de las temáticas que se desarrolló, fue la del seguro del electricista y la utilización de los elementos de seguridad. “El uso de elementos de protección personal y la posibilidad de decirle a nuestro cliente que tenemos seguro es un valor agregado. Llegar a un cliente con los elementos de seguridad es importante porque en el caso que nos suceda algo, así sea lo mínimo, estamos cubiertos… y quien no contrata un seguro no lo hace por una cuestión económica porque un protector ocular vale mucho menos que un ojo”, opinó David Palavecino a lo que Daniel Lima agregó: “Lo primero que hay que decirle a la persona que contrata a un electricista es que se tiene que cuidar, porque cualquiera puede tener un accidente en tu casa y, si pasa algo, el juicio recae sobre el propietario de la vivienda y debe correr con los gastos”. 

También se debatió sobre la postura de los expositores sobre elevar el nivel de exigencia en la reválida que deben rendir en ERSeP los electricistas Categoría III. Sandra Meyer expresó: “En esta profesión se tienen vidas en las manos, si somos malos profesionales, nos llevamos vidas de personas. Subir la vara de exigencia creo que es importante para que realmente sean profesionales de lujo”. 

Por su parte, Brunelli opinó: “Me parece excelente que se levante la exigencia,  a todo el material de AEA se suma electromovilidad y energías renovables, son 40 horas más de capacitación que se van sumando a esta reválida. El estar más capacitados y más controlados por el Estado nos va a permitir profesionalizar cada vez más nuestra tarea, lo que va a abrir un abanico en el campo laboral”. Lima dijo al respecto: “Creo que lo mínimo exigible a nivel nacional debería ser el Curso de electricistas en inmuebles que en Capital Federal está por encima de 500 horas. Eso también garantizaría que tenga la misma validez en todo el país”. 

En este sentido, Manilli afirmó: “El artículo 43 de la Ley de Educación Superior define que son profesiones que ponen en riesgo la salud, los bienes, los derechos y la formación de los habitantes. Nuestra profesión es un arma, nos dan un arma y nosotros tenemos el gatillo. Creo que la persona que hace las instalaciones eléctricas debe salir de un sistema de educación formal no informal”.

Sobre este tema Palavecino agregó: “Los cursos de los centros de formación profesional los dictan gente que está muy capacitada y también hay un gran porcentaje de personas que se recibieron de técnicos en los ´80 y nunca ejercieron su profesión, nunca han pelado un cable pero su título los habilita y ellos son los que forman… no es un sistema perfecto, hay cosas que ajustar aún“. 

Finalmente, Meyer invitó a los presentes a realizar una reflexión final sobre cómo debemos comportarnos los ciudadanos frente a los peligros en la vía pública y cuál es el rol que deben cumplir los gestores públicos en cuanto a las instalaciones eléctricas de la vía pública como el alumbrado público, los semáforos y la cartelería. Además, comentó la situación de Córdoba donde desde finales de 2021 rige con plena vigencia la Ley de Seguridad Eléctrica 10.281, cómo el tema de la Seguridad Eléctrica cobró relevancia tras la muerte de Luciano en el mes de enero y las acciones que se están llevado adelante desde el gobierno de la ciudad de Córdoba. 

Brunelli, también de Córdoba, dijo: “Creo que finalmente los dirigentes han tomado la posta, han escuchado a la gente… Ahora comienza la parte en la que debemos trabajar porque la ley se cumpla si o sí, donde el Estado debe comenzar a hacer las inversiones que no hizo, creo que deben marcar con el ejemplo. Sé que la plena vigencia de la Ley no se va a ver de manera inmediata, pero va a comenzar a verse en los pequeños gestos. El intendente de la ciudad de Córdoba ya ha comenzado, en el interior se ha comenzado con el cambio de los postes. Lo mejor que nos pudo haber pasado, dejando de lado las tragedias, es que el efecto multiplicador se comience a ver”. 

“Una pata que también está faltando es que la gente común en nuestro país no sabe identificar cuándo un elemento tiene riesgo eléctrico. Una caja de toma sin tapa, la gente no la registra, la tapa de un alumbrado que está caído… en Córdoba llevan 12 años inculcando a la gente esto”, aportó Carlos Manilli. 

“Creo que hay un antes y un después en la vía pública desde lo de Juan y la Fundación Relevando Peligros a nivel país. En Buenos Aires hay mucha inseguridad en todo lo que es vía pública, no está controlado”, dijo Daniel Lima y cerró: “El desafío que tenemos hoy es crear dirigentes institucionales bien sólidos en el sector eléctrico que estén capacitados para que sepan cómo trabajar con el gestor del Estado”. 

Trabajo interinstitucional 

El mismo jueves 23 en que se realizó el evento virtual, la presidente de la Fundación, Sandra Meyer, participó junto al Equipo Técnico y el Equipo de Gestión de los peligros de una reunión en ERSeP en la que se trataron temas relacionados con la Seguridad Eléctrica.

Entre las temáticas más destacadas se habló de las reválidas de los electricistas que ya se comenzaron a rendir, el circuito técnico y legal de las denuncias realizadas al ERSeP hacia adentro de la institución y la importancia de la comunicación de las sanciones aplicadas en el marco de la Ley de Seguridad Eléctrica 10.281.